© 2016 Juana Ramírez

  • Facebook Clean
El monte nativo
Roberto Echavarren

 

¿Nos vamos al monte? “Es un relieve del poderoso”, le diría un montador a otro, y este Rob es poderoso en su transdividual capaz. Produce un temblor posibilitado de incluir diversos todos mientras cabalga, extasiado entre fricciones minerales, vegetales, orgánicas. Creeríamos que por un lado se trata de aquella sopa prebiótica mencionada por Pierce, pero son ante todo –y más cardíacamente–, una serie de clases magistrales ofrecidas entre pinocha y arenario, a puro par coeury parkour. Echavarren maestro de la curiosidad barroca, del apetito para entrar siempre en un coto desconocido. Recogemos el guante y conjuramos nuestras velocidades para gozar de este cinebionte, una y otra vez.

                                                                                                                   anKh-Ra-On